Periodistas Pedro Salinas y Paola Ugaz enjuiciados por exponer pedofilia en la Iglesia

el

Mientras la propia Iglesia Católica, en su seno del Vaticano, intenta buscar estrategias y solidificar posturas para tratar el innegable flagelo de la pedofilia eclesial, en el Perú se está enjuiciando a dos periodistas como Pedro Salinas y Paola Ugaz que expusieron los crímenes del Sodalicio de Vida Cristiana. Un juicio en Piura por difamación de parte del Arzobispo José Manuel Eguren tiene todos los elementos de un abuso de poder.

Los motivos legales por los que el juicio contra Pedro Salinas y Paola Ugaz, interpuesto penalmente por el Arzobispo de Tumbes y Piura José Manuel Eguren, enturbian el debido proceso son más que evidentes. Si el presunto delito de difamación no se realizó en Piura, ¿Por qué se lleva el proceso en esta ciudad? Es coincidencia que sea en una localidad donde Eguren ostenta una posición de poder. Que además ha afectado económicamente a los dos periodistas de manera significativa, pues constantemente tienen que viajar y pagar defensa legal.

Asimismo, se ha denunciado que las jueces Judith Cueva Calle y Estela Alva Pantaleón han vetado testimonios favorables a los colegas Pedro Salinas y Paola Ugaz. Esto es importante de subrayar pues revela una actitud intolerante con los periodistas y una conducta a todas luces pro clerical con el demandante. Pero, en realidad todo esto es anecdótico, pues el propio juicio debería ser insostenible en cualquier tribunal ético e imparcial.

Pedro Salinas en una columna titulada “El Juan Barros Peruano” emite una opinión, donde hace una comparación entre el sacerdote chileno Juan Barros Madrid (el clérigo que encubrió los abusos sexuales del Padre Fernando Karadima en Chile) con el arzobispo Eguren Anselmi. Pero, deja muy en claro que el prelado de Piura y Tumbes se asemeja al Padre Barros sólo por sus vínculos con el Sodalicio (fue parte de la generación promotora de dicha congregación cristiana).

Lo de Paola Ugaz ya raya en lo absurdo, es acusada por denunciar un presunto caso de tráfico de terrenos en Piura, siendo la información originaria de la prestigiosa agencia de noticias Al Jazeera. Buscando culpar a Ugaz, el Arzobispo señala que es ella la que estaría detrás del informe internacional, algo que es falso, y que la propia Al Jazeera se ha encargado de corroborar.

A la opinión publica le queda claro que estos procesos judiciales no son más que la venganza de los remanentes del Sodalicio de Vida Cristiana, puestos en evidencia por el valiente libro Mitad Monjes, Mitad Soldados de Pedro Salinas y Paola Ugaz. Mientras la Iglesia Católica intenta (o dice intentar) enmendar el camino con respecto a la pedofilia eclesial, esto no parece ser captado en Piura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s