Francia: Cuando el ciberacoso machista lo cometieron los propios colegas

El ya famoso caso de la Liga del LOL, también conocido como el #MeToo de Francia, donde periodistas denunciaron que durante años fueron víctimas de ciberacoso machista ha recorrido el mundo. Primero, porque es un reflejo de la realidad que viven muchas colegas en todo el planeta. Segundo, tristemente comprobar que los propios periodistas fueron los acosadores de sus compañeras de labores. Y, tercero, por las sanciones e indignación que han empezado a conocerse. Lea más sobre este caso…

Aún peor que recibir ciberacoso de usuarios machistas en las redes sociales, es comprobar que son tus colegas de profesión quienes te meten la zancadilla. Esto, por supuesto que no es un caso exclusivo del periodismo francés (se da en otros países, y en Latinoamérica), pero en Francia salió a la luz pública. Un grupo de periodistas hombres, que con los años se hicieron conocidos y ocuparon cargos de jerarquía, se dedicaron a hacer hostigamiento informático a periodistas mujeres.

Portada del semanario Liberation sobre este caso de Ciberacoso al interior del periodismo francés

Se hacían llamar la Liga del LOL (siglas del término en inglés Laughing out loud o “reírse en voz alta durante mucho tiempo”, simplificado como “morirse de risa”) y publicaban ataques insultantes y sexistas contra sus colegas femeninas por estar comprometidas en las luchas por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Según la inocua defensa de uno de sus integrantes: “eran bromas”. Pero, algunos de los culpables (se calculan que son una treintena de periodistas) han hecho una reflexión más introspectiva como Vincent Glad (creador de la Liga del LOL) e indicó en Twitter “el objetivo de ese grupo no era acosar a mujeres, solo divertirse. Pero rápidamente nuestra manera de divertirnos se volvió muy problemática y no nos dimos cuenta. Hoy me horroriza ver circular uno de mis tuits de 2013 donde bromeaba sobre la cultura de la violación”.

Quienes se atrevieron a dar la cara y testimoniar el efecto que este ciberacoso tuvo en ellas fueron las víctimas, como Léa Lejeune que ejerce como periodista en el semanario francés Challenges. Ella recuerda el bullying que sufrió entre 2011 y 2013 de esta manera: “A menudo eran bromas en 140 caracteres, comentarios ofensivos, otros sobre mi sexualidad o comentarios publicados en el blog feminista que tenía en ese entonces”.

Varias de las víctimas han dado la cara contando el drama que vivieron todos estos años

Otras periodistas como Capucine Piot, que se retiró de Twitter tras verse atacada con montajes fotográficos o videos de “burlas” y de críticas recurrentes sobre su apariencia física “durante años”. Piot contó que “llegué a un punto en el que me odiaba. Tuve ideas oscuras. A fuerza de leer cosas horribles sobre mí en las redes sociales, pensaba que no valía nada”. La periodista científica Florence Porcel confesó que se sentía constantemente vigilada, y que llegó al extremo de organizar su vida en consecuencia de ese ciberacoso.

Durante unos diez años la Liga del LOL vino atacando a diferentes periodistas, que, así como sucedió con las actrices que se atrevieron a contar los acosos sexuales de Hollywood, y cuyo testimonio animó a muchísimas mujeres del mundo a hacer lo propio en el colectivo virtual #Me Too, ya se han empezado a dar las primeras resoluciones tras estas denuncias. Se separó de sus centros de labores a seis periodistas miembros de esta Liga, como son Alexandre Hervaud (quien insistía en defender las acciones del grupo), el ya mencionado Vincent Glad, David Doucet, Stephen des Aulnois, Guilhem Malissen y Guillaume Ledit.

Este caso de ciberacoso ha remecido el periodismo de Francia y ya ha causado el despido de seis de los hostigadores

El Observatorio Latinoamericano para la Libertad de Expresión jamás celebrará el despido de ningún periodista. Pero, es importante, recordar que parte del ejercicio del periodismo es mantener una línea ética de seriedad y respeto a la Libertad de Expresión. Cuando se atacó sistemáticamente a un colectivo de mujeres periodistas sólo por reclamar derechos obvios y necesarios, ya se incurrió en un delito moral antes y hoy un delito formalizado en muchos países que aspiran a una verdadera sociedad paritaria para hombres y mujeres.

Observatorio Latinoamericano para la Libertad de Expresión-OLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s