IFEX-ALC condena represión y agresiones a periodistas en Ecuador

el

IFEX-ALC condena las amenazas, agresiones, hostigamiento y censura contra medios de comunicación y periodistas en Ecuador, así como la represión contra quienes han tomado las calles para expresar su descontento con las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenín Moreno.

Las 24 organizaciones que integramos la red IFEX-ALC condenamos las amenazas, agresiones, hostigamiento y censura contra medios de comunicación y periodistas en Ecuador, así como la represión contra quienes han tomado las calles para expresar su descontento con las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenín Moreno.

Las protestas iniciaron el pasado 3 de octubre tras anunciarse la eliminación del subsidió al combustible. Debido a ellas, el gobierno decretó estado de excepción, que fue validado por la Corte Constitucional para un periodo de 30 días.

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, a la fecha cinco personas han muerto como consecuencia de las protestas. Tal y como lo ha documentado la CIDH y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, decenas de personas resultaron heridas como consecuencia del uso excesivo de la fuerza por parte de las Fuerzas de Seguridad y de la violencia de algunos sectores violentos de manifestantes y cientos más fueron detenidas.

Hasta el domingo 13 de octubre 127 periodistas y 6 medios de comunicación que se encontraban cubriendo las protestas fueron agredidos, secuestrados, atacados, incendiados y/o detenidos dentro del marco de las protestas.

Manifestantes han asaltado física y verbalmente a varios periodistas. El 10 de octubre, un grupo de 32 periodistas nacionales y extranjeros fueron retenidos, secuestrados, por manifestantes en el Ágora de la Casa de la Cultura, cuando se encontraban reportando sobre lo que ocurría al interior del recinto. Uno de los periodistas, fue herido gravemente al momento de abandonar el lugar.

En las manifestaciones, más de 36 periodistas han sido agredidos por las fuerzas de seguridad del Estado mientras cubrían las manifestaciones. Los periodistas agredidos estaban plenamente identificados y estaban en pleno ejercicio de su trabajo.

A las agresiones y amenazas, se suma la censura contra medios de comunicación, como por ejemplo la orden de suspensión de transmisiones para Radio Pichincha Universal. Además, desde la media noche del domingo 6 de octubre durante varias horas se reportaron bloqueos al registro de imágenes, sonidos y videos en redes sociales por parte de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones. El bloqueo se produjo cuando se estaban difundiendo imágenes de la represión policial a las protestas. Los directivos han negado estos ataques y han señalado que han existido ataques contra la infraestructura que ha provocado interrupciones del servicio en algunas zonas del país.

El 12 de octubre las instalaciones del canal Teleamazonas fueron atacadas por manifestantes que prendieron fuego a un bus que se encontraba al interior. Las instalaciones del diario El Comercio también fueron atacadas por manifestantes. Telesur suspendió su programación en algunas plataformas de televisión paga y medios públicos evacuaron a su personal.

La libertad de expresión ha sido blanco de ataques durante varios años en el Ecuador y la labor periodística ha sido estigmatizada por altos funcionarios, en especial durante el gobierno del ex presidente Rafael Correa. Los hechos ocurridos en los últimos días son una muestra del ambiente desfavorable a la libertad de expresión en dicho país.

Las 24 organizaciones pertenecientes a la red IFEX-ALC emplazamos al Estado Ecuatoriano a:

Cumplir los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Ecuador, los cuales garantizan el ejercicio pleno del periodismo para ofrecer información confiable sobre los asuntos de interés público, y protegen el derecho de la ciudadanía a estar informada. Tener una prensa libre e independiente es un derecho de los ciudadanos y una obligación para cualquier gobierno democrático.

Respetar y garantizar los derechos humanos y el derecho a la libertad de expresión de sus habitantes, y frenar inmediatamente la represión en contra de quienes se manifiestan pacíficamente en contra de las medidas económicas anunciadas por el gobierno.

Respetar y garantizar la libertad de expresión en Internet del mismo modo que en los medios de comunicación, absteniéndose de implementar restricciones o bloqueos de sitios web enteros, direcciones IP, puertos, protocolos de red o ciertos tipos de usos (como las redes sociales) por ser una medida extrema -análoga a la prohibición de un periódico o una emisora de radio o televisión-.

Se investigue y se sancione de manera pronta y exhaustiva a los responsables de las agresiones cometidas contra periodistas tanto por agentes del Estado como por particulares, y se investiguen los hechos de censura promovidos por autoridades estatales.

Se investigue y sancione de manera pronta y exhaustiva las denuncias de uso excesivo de la fuerza cometido por agentes del Estado en contra de manifestantes.

Sobre IFEX-ALC:

IFEX-ALC, de la red global de IFEX, está integrada por 24 organizaciones en 15 países de América Latina y el Caribe dedicadas a la defensa de la libertad de expresión y la prensa libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s